Talleres de Arquitectura

casa del lector

campamento de verano en la casa del lector

Un año más ¡y ya van cinco! 😀 participamos en el Campamento de Verano que Casa del Lector organiza en Matadero Madrid.

En esta ocasión nos hemos inspirados por las aventuras espaciales, tomando como referencias desde Julio Verne hasta Wall- E,  pasando por los los últimos descubrimientos tecnológicos que vaticinan en un futuro -no tan lejano- la vida en Marte.

Durante la última semana de junio y la primera quincena de julio, niños y niñas de entre 4 y 12 años se han adentrado en el fantástico universo de los viajes espaciales, de la vida en el espacio y del aprovechamiento máximo del espacio mínimo que ofrece una cápsula espacial, en la que la distribución tiene que estar muy bien pensada para que pueda cubrir nuestras necesidades. Y es que cuando Verne escribía sobre la posibilidad de viajar a la luna parecía una locura, pero en este campamento hemos descubierto que no solo no lo es, sino que además ¡hay todo tipo de proyectos en marcha para establecer asentamientos humanos en otros planetas!
Con la intención de profundizar en estos proyectos, y siempre manteniendo una visión sostenible, hemos utilizado todo tipo de materiales reciclados para intercambiar, jugar, explorar y construir de forma individual y en equipo. A escala real y también con maquetas, hemos creado: viviendas, edificios espaciales, transportes ultrasónicos, vegetaciones mutantes y muchas otras creaciones con las que lxs chiquitectos nos han sorprendido, pues buena parte de ellxs son verdaderos expertos en el campo de lo espacial 😉

Muchas gracias al equipo de Casa del Lector y a todos los y las participantes que nos han acompañado en esta aventura, muchxs de los cuales repetían con nosotras. Es un gusto veros crecer año tras año y ser testigos de vuestra evolución, creatividad, entusiasmo y ganas.  ¡Sois una inspiración! 🙂

Clara López es chiquitecta

©chiquitectos

el espectáculo de la arquitectura en la casa del lector

Hace unas semanas iniciamos un viaje apasionante a través del espectáculo de la arquitectura en la Casa del Lector, en Matadero Madrid. A lo largo de cuatro sesiones, nos acercamos desde la visión arquitectónica a otras artes que tienen que ver con el espectáculo: la música, el cine, el teatro y la magia.

La primera parada de esta aventura fue a principios de abril a través del séptimo arte. Trabajamos con clásicos del cine y del suspense y cómo se utilizan ciertos elementos arquitectónicos en las películas y la importancia del encuadre, de las luces y las sombras. En la segunda sesión nos dedicamos a la construcción a escala real de “refugios musicales” una verdadera experiencia  auditiva realizada en equipo de donde surgieron maravillosas arquitecturas sonoras muy originales. El 5 de mayo, lo dedicamos a la arquitectura de los espacios teatrales, explorando distintos ejemplos a lo largo de la historia y reinterpretando los teatros nuestras propias construcciones de espacios escénicos del siglo XXI. La última cita de nuestro viaje espectacular fue el pasado 19 de mayo con los trucos domésticos de magas y magos. Imaginamos (y construimos) casas extraordinarias, llenas de trucos y espacios imposibles que solo pueden comprender los profesionales de la magia… ¡y los chiquitectos¡ 😉

Agradecemos a todxs los pequeñxs participantes y al personal de la Casa del Lector  su participación y ayuda. En junio y julio volvemos con el campamiento de verano por sexto año consecutivo. 🙂

Fanny Servais es arquitecta y chiquitecta.

Spirou en el campamento de la casa del lector

“Antes existía el Gran Spirou. A partir de ahora, existirá el Pequeño Spirou. Entendámonos: Si bien el Pequeño es más pequeño que el Grande (que es el más grande)… el Pequeño no es el hermano del Grande, no es sino el Grande cuando era pequeño. Pero atención: Simplificando, podría pensarse que el Grande es para lectores grandes, y el Pequeño para lectores pequeños… Sería demasiado simple. El Pequeño Spirou es para pequeños y grandes igual que el Grande… (que ha conquistado ya a tantos grandes y pequeños). ¿Me seguís? ¿No?”

Así empezaban los álbumes de tapa dura del Pequeño Spirou que yo leía antes, cuando era pequeño, alternando con la lectura de los álbumes de Spioru, el grande. Ahora, que soy grande, recuerdo al pequeño mientras vuelvo a usar ese mismo juego de palabras y conceptos con los pequeños participantes del V campamento de Lectura de la Casa del Lector, a los que ayudamos a entender los conceptos  de escala y proporciones humanas de la mano de este pequeño-gran personaje, Spirou.

Han sido tres semanas de campamento urbano, ¡en el que llevamos participando ya cinco años consecutivos! esta vez inspirados por la exposición de ilustraciones “Spirou en Madrid”, que los asiduos lectores del personaje pudieron disfrutar hasta mediados de Julio.

El botones Spirou, junto a su amigo Fantasio y su fiel mascota Spip, nos acompañaron en varios talleres; no solo jugando con la escala, sino también guiándonos en emocionantes viajes de Lego a Nueva York, a visitar enormes rascacielos, y a China, a recorrer la kilométrica muralla. Además, como buen investigador y experto aventurero, nos ayudó a resolver las pistas que nos ofrecía el edificio de Casa del Lector, el antiguo matadero vacuno:donde dos equipos donde avezados investigadores pusieron todos sus sentidos en funcionamiento para entender, recorrer y apropiarse del este fantástico edificio.

Este año hemos disfrutado con ocho grupos diferentes de edades comprendidas entre los 4  y los 7 años, los 8 y 11 y los ya adolescentes de 12 a 14 años. Cada grupo constituye una oportunidad para reinterpretar y experimentar con los distintos conceptos.

Damos las gracias a Spirou, a la Casa del Lector (Javier, Charo, Fátima y el resto del equipo), por abrirnos una vez más sus puertas llenas de fantasía, creatividad, pasión y diversión. También a Verónica Cardenas, arquitecta e investigadora que ha venido desde México y que ha sido un apoyo fundamental en los talleres. Y por supuesto estamos enormemente agradecidos a esos chiquitectos incondicionales que vemos crecer, taller tras taller, entre las paredes de La Nube 🙂

En estos enlaces os dejamos una muestra de lo que han sido estas semanas:

Grupos: 4-7 años, 8-11 años y 12-14 años

Nos vemos el próximo curso. ¡Qué este verano os acompañe la lectura de alguna de las aventuras de nuestro botones favorito!

Pablo Albaladejo es arquitecto y chiquitecto

@chiquitectos

un melocotón hinchable…

Un año más nuestros talleres mensuales de la Casa del Lector en Matadero han estado cargados de aprendizaje y diversión.

En esta ocasión, con motivo del centenario de Roald Dahl, nos inspiramos en las aventuras de James y el melocotón gigante. Nuestro reto para los chiquitectos que se han animado a participar  en los seis talleres que hemos realizado, ha sido construir en equipo una gran fruta anaranjada capaz de alojarnos a todos en su mágico y confortable interior. Aplicando conceptos como la escala y la proporción, y sobre todo con una buena organización entre los miembros de los equipos, todos ellos lograron superar el desafío.

En el proceso, algunos quebraderos de cabeza para interpretar los planos, rectificaciones, debates sobre la mejor manera de organizarse, expectación y muchos nervios al empezar a ver hincharse el melocotón.

Al final, hay pocos premios para un chiquitecto comparables con la emoción de habitar lo que ellos mismos han construido, que es lo que experimentan al entrar en su melocotón gigante.

Ana Alonso es arquitecta y chiquitecta

®chiquitectos

V Campamento de lectura en la Casa del Lector

Por quinto año consecutivo participamos junto a otros colectivos en el V Campamento de lectura organizado por la Casa del Lector en Matadero Madrid!!

En esta ocasión, nos sumergiremos en las aventuras de Spirou, el personaje de comic franco belga creado en 1942, sus experiencias y viajes por el mundo nos servirán como excusa para plantear distintas actividades. Desde juegos de pistas hasta construcciones altísimas, dinámicas orientadas hacia la exploración y el descubrimiento junto al análisis crítico, la reflexión y la elaboración de nuevas propuestas.

La inscripción comienza el 9 de mayo a las 12,00 y es por semanas: del 26 al 30 de junio, del 3 al 7 de julio y del 10 al 14 de julio.

El horario es de 9,30 a 14,00 y el precio básico es de 75€/participante/semana.

Existen tres grupos de participantes según la edad:

– niñas y niños de 4 a 7 años. Info e inscripciones aquí

– niñas y niños de 7 a 11 años. Info e inscripciones aquí

– niñas y niños de 12 a 14 años. Info e inscripciones aquí

©chiquitectos ©anaamado

Dahl y el melocotón gigante

Todos deberíamos leer a Roald Dahl, al menos uno de sus libros, es algo que resulta complicado porque después una lectura siempre quieres más 😉 A nosotras, que somos muy fans de sus historias, nos es difícil elegir una, porque son todas son geniales.

Cuando desde la Casa del Lector, nos comentaron la idea de unos talleres homenaje a Dahl con motivo del centenario de su nacimiento, nos costó mucho elegir una obra sobre la que trabajar: La maravillosa medicina de Jorge, Charlie y la fábrica de chocolate, Matilda, Las brujas…¿cómo íbamos a decidirnos?

Al final nos quedamos con James y el melocotón gigante, porque hay magia, humor inteligente, empoderamiento infantil, viajes fantásticos ¡ y hasta insectos gigantes! ¡¡cómo no íbamos a elegirla!! Y es que además es perfecta para hablar de la escala, un concepto complicado pero muy fácil de entender y muy divertido si se aprende construyendo un melocotón gigante en el que luego montar una fiesta 😀

Así que dibujamos planos y diseñamos un plan de obra para facilitar un poco la tarea a nuestros chiquitectos. Hicimos acopio de material: bolsas de plástico amarillas, cartón y cinta transparente y nos pusimos manos a la obra. Hasta la fecha, han sido tres los talleres realizados en la nube y como en todos se han agotado las plazas, tenemos nuevas convocatorias los sábados 11 de febrero y 25 de marzo.

La experiencia comienza recordando las aventuras de James -que muchos conocen- la ajetreada vida de Dahl y hablando también de arquitectura, escala, construcciones efímeras y organización de equipos, para construir luego entre todos una estructura hinchable con forma de melocotón. El mejor momento lo constituye la entrada al espacio recién construido, la emoción nos inunda y nos sentimos como los personajes del cuento.

Estamos seguras de que al escritor británico le habría encantado nuestro homenaje, nos lo imaginamos sentado en el suelo recortando y pegando bolsas como uno más o, mejor aún, imaginando una historia para contarnos dentro del melocotón recién construido…

Aún nos quedan varios y aquí podéis ver cómo  lo construimos, ¡apúntese Mr. Dahl, aunque sea como fantasma! 😉

El resto de los mortales podemos inscribirnos aquí

María Bescansa es arquitecta y chiquitecta

©chiquitectos

©chiquitectos

Para estar al tanto de nuestras próximas actividades:

rss Suscríbete a nuestra newsletter
facebook Hazte fan en Facebook
youtube Suscríbete a nuestro canal de youtube
twitter Síguenos en twitter!!
google + Visítanos en google+
instagram Disfruta de otra mirada en instagram

No hay eventos próximos.

ch_logo_vertical