Talleres de Arquitectura

colaboraciones

jugar en la calle gracias a gaztapiles

jugar en la calle gracias a gaztapiles
Rodillas negras, manos manchadas con mezcla de tizas, ropa como recién sacada de un holi fest, pelos teñidos de colores… ¡y grandes sonrisas!
De esa guisa acabaron los niños y niñas (¡y varias de nosotras!) el pasado sábado 1 de junio, después de pasar el día jugando en la calle.
Dentro del amplio programa de Gaztapiles en el Mercado de Vallerhermoso, participamos con tres acciones de reivindicación del uso del espacio público y, por supuesto, del juego. Por la mañana construimos en equipo un trepidante circuito de chapas – en la acera del mercado- donde los afanados diseñadores-as pusieron a prueba sus habilidades creando un increíble recorrido lleno de obstáculos. También hubo tiempo dibujar un enorme tablero en el suelo del clásico «enredos», un loco juego donde no faltaron las risas y las variaciones que fueron añadiendo espontáneamente los y las participantes «cabeza en amarillo, tripa en azul..» 😀
Las plazas para la yincana familiar de por la tarde se habían agotado muy rápido, la expectación era máxima, el premio era una cena para cinco que fue muy peleada. Carreras explotando globos en abrazos, campos minados de vasos de agua, relevos de manzanas… en definitiva mucha competitividad sana y diversión para las entusiastas familias que finalmente decidieron compartir el premio con un aperitivo para todas.
¡Así nos gusta pasar los sábados! Como decía uno de los pequeños participantes de la yincana «este ha sido el mejor día de mi vida»… y es que hay pocas cosas que puedan superar un día de juego en plena calle con tus amigos y familia….
Damos las gracias al Mercado de Vallehermoso por contar con Chiquitectos una vez más, a Ana y Carmen por su apoyo y su confianza. Poco a poco vamos poniendo nuestro granito de arena para que la ciudad sea un gran campo de juego y para seguir apoyando la vida de barrio y el consumo local.
Pablo Albaladejo es arquitecto y chiquitecto

©chiquitectos

chiquitectos en la casa de méxico

El pasado sábado 18 de Mayo comenzamos a colaborar con mucha ilusión en la recién inaugurada Casa de México en España, un imponente edificio en pleno centro de Madrid, al que se accede por la Calle Alberto Aguilera. Un palacete con una escala imperial que conduce a distintas salas expositivas donde se muestran elementos de artesanía popular y obras de artistas actuales como Gabriel de la Mora, que para nosotras ha sido un descubrimiento de lo más inspirador.
Esta «casa» maravillosa cuenta con una exposición permanente de artesanía mexicana además de un cine, un restaurante y una pequeña tienda de objetos artesanales.
Hemos comenzado esta colaboración construyendo altísimos rascacielos de lego: un multitudinario taller familiar para niños y niñas de 5 a 11 años, donde los y las entusiasmadas participantes nos acompañaron aprendiendo, construyendo y trabajando en equipo para crear una colorida ciudad.
Pasamos una mañana muy agradable jugando en la Casa de México, esperamos que este sea solo el principio de una larga colaboración, tenemos ya muchas ideas para trabajar la cultura y arquitectura mexicana y contribuir a su difusión en la ciudad de Madrid
Muchas gracias a todo el equipo organizador, especialmente a Mercedes y a Marisa por su acogida, y ¡hasta pronto!
Pablo Albaladejo es arquitecto y chiquitecto

©chiquitectos

enREDados en calle lavapiés

 

Durante la tarde del jueves 23 de mayo, quedamos totalmente enREDadas en el parque del Casino de la Reina, junto a los y las participantes que se acercaron a jugar con nosotras.

Como parte del programa de CALLE Lavapiés, un proyecto de intervenciones artísticas para propiciar la vida de barrio y el comercio de proximidad, realizamos esta acción urbana que, como nos preguntaban algunos niños y niñas… «pero ¿esto’ qué es? ¿para qué vale? ¿por qué lo hacéis? ¿cómo se juega? «… ¡esto es juego! para jugar libremente, porque nos encanta jugar, y con la única regla de pasarlo bien: coge, lanza, salta, corre, relaciónate con tus vecinas, haz amigas… ¡disfruta! Todo ello mientras se reivindica la ciudad como un tablero de juego.
El juego libre siempre está abierto a la incertidumbre, a la improvisación. Nunca hay dos acciones iguales y nada es previsible; así que una vez más un grupo de «expertos y expertas del juego» nos sorprendió y transformó completamente la dinámica. La telaraña se realizó en dos fases, una primera muy loca en la que los y las participantes colapsaron la estructura tan rápido que superaron nuestras expectativas, acabando enredados y anudados sin más solución que la tijera salvadora… y una segunda fase más comedida donde sí crearon una estructura hilada más duradera con la que jugar y disfrutar del uso del espacio público del parque…
Un placer participar de en este proyecto con la Asociación de Comerciantes de Lavapiés, y gracias a la dirección de Madrid Street Art Project por contar con nosotras para jugar en la calle. ¡Nos vemos jugando!

©chiquitectos

urban kids lab DCN en el estudiantes

Durante la semana del 2 al 5 de abril hemos llevado a cabo la primera experiencia del Urban Kids Lab, un programa de talleres de participación infantil en colaboración con Distrito Castellana Norte,  en el Colegio Estudiantes de las Tablas de Madrid.

Casi 150 alumnos y alumnas de 4º de primaria han sido las primeras en participar en esta iniciativa que pretende extenderse a otros centros educativos, situados también en la inmediaciones del proyecto Madrid Nuevo Norte. El objetivo principal es acercar el trabajo realizado por los urbanistas, y darlo a conocer con el fin de que los y las estudiantes aporten nuevas ideas y opiniones sobre los futuros edificios, equipamientos, zonas verdes y red viaria.

El programa de talleres parte del área de Compromiso Social de DCN, creada en 2016 con el fin de establecer un contacto directo con la ciudadanía, escuchar sus necesidades y expectativas e integrarlas en el proyecto. Por experiencia conocemos las dificultades que entrañan los procesos participativos y el reto que supone introducirlo en las horas lectivas  escolares, pero el éxito de la experiencia nos anima a seguir trabajando con DCN en crear ciudadanos y ciudadanas implicadas con su entorno.

Hemos recogido numerosas ideas -todas ellas maravillosas- como por ejemplo un parque con huertos que permite a los vecinos y vecinas pasear recolectando su fruta o verdura del día, modificando no solo el aspecto de las calles sino planteando un sistema de alimentación y comercio más sostenible.  También algunos grupos han propuesto espacios públicos destinados a generar energía con sistemas de paneles solares, turbinas de agua, molinos de viento y almacenaje de la energía generada por el movimiento de peatones y ciclistas. Para resolver el problema de la brecha generada por las vías del tren se proponen pasarelas elevadas entre los árboles, un teleférico y varias tirolinas… 🙂

En las próximas semanas, este laboratorio urbano de participación se va a llevar a cabo en dos colegios del distrito de Fuencarral y en otro del barrio de Begoña, ambas zonas están situadas en el área de influencia del proyecto. Esperamos continuar, a partir de septiembre, con otros centros educativos con el fin de recoger el mayor número de aportaciones para la construcción de una ciudad mejor, que tenga en cuenta las necesidades de sus habitantes.

Muchas gracias al equipo de DCN por su confianza y también a la dirección y profesorado del Estudiantes, por abrirnos una vez más su puertas – seis años después de nuestros primeros talleres de ciudad sostenible – para ser los primeros participantes de este ambicioso proyecto que es el Urban Kids Lab.

Pablo Albaladejo es arquitecto y chiquitecto

©chiquitectos

chiquitectos VR en telefónica

En chiquitectos nos encanta construir, es uno de nuestros juegos favoritos… y sabemos lo importante que es que al hacemos mayores no dejemos de jugar, de motivarnos, de ilusionarnos por todo lo que nos rodea… y por supuesto, ¡que sigamos construyendo!
En el espacio de la Fundación telefónica nos dan cada mes la oportunidad de seguir haciéndolo con participantes a un paso de hacerse «mayores», pero que siguen manteniendo aún esa inquietud por el juego. Son ya unos 60 participantes de entre 12 y 16 años los que nos han acompañado durante las 6 sesiones las que llevamos con el taller «VR+lego ¡no queremos instrucciones!«, que mezcla la construcción digital y la analógica, el juego con gafas de realidad virtual y el juego con LEGO®Architecture.
Y es que no… las reglas ya no valen… estos pequeños adultos no están para acatar normas un domingo por la mañana; así que les invitamos a construir a su aire, sin instrucciones.
De este modo, en el mundo virtual, un mueble desmontado que podría convertirse en la pesadilla de cualquier chapuzas casero, pasa a ser una obra de arte abstracto en sus inquietas maños.
Y las piezas que conformarían la maqueta en LEGO de la Casa Blanca o del Space Needle, pasan a formar una altísima torre blanca de vigilancia, o una compleja máquina de relojería con engranajes móviles…
Nos quedan aun dos domingos este año para acompañarnos en estos dos planos de realidad tan interesantes, así que estad bien atentas a las entradas para vernos y experimentar una vez más la diversión de la construcción.

©chiquitectos

chiquitectos en #rehabitarmadrid

Este año hemos vuelto a tener la oportunidad de participar en Rehabitar Madrid. Gracias a IFEMA y al Ayuntamiento de Madrid, los y las chiquitectas han podido pensar en cómo va a ser la ciudad del futuro: ¿Qué tipo de edificios habrá en ella? ¿Cómo se moverán las personas? ¿Habrá zonas verdes? ¿Serán los edificios parecidos a robots? Estas fueron algunas de las preguntas que les lanzamos a los y las participantes para que dejaran volar su imaginación y pensaran en la mejor ciudad del siglo XXII.

A lo largo de cuatro sesiones continuas, pasaron por el taller cerca de cien participantes. Resulta sorprendente escuchar la multiplicidad de ideas que pueden llegar a imaginar los y las chiquitectas. Algunxs apostaban por un futuro apocalíptico, en el que la tierra acabaría siendo destruida, lo que denota su preocupación, apostando por viviendas que podían soportar altas temperaturas o edificios que tenían en su interior todos los recursos naturales necesarios para poder vivir en ellos sin necesidad de salir al exterior. Para otrxs, la ciudad del futuro implicaba tener una red de conexiones muy rápida, ésta uniría todas las viviendas y edificios por las cubiertas y así conseguiríamos teletransportarnos a cualquier sitio por el aire. Se construyeron también parques en las azoteas de los edificios, con huertos donde cultivar nuestros propios alimentos y así poder ser autosuficientes…  🙂

Ha sido todo un placer participar en la feria Rehabitar, muchas gracias a toda la organización, especialmente al equipo de Alberto Leal, por darnos la oportunidad de inspirar a los y las chiquitectas con nuevas ideas de ciudades futuras, además de dar forma a posibles soluciones que ya tenían en sus cabezas. ¡¡tenemos un futuro optimista más que asegurado!! 🙂

Isabel Catalán es arquitecta y chiquitecta

©chiquitectos

Para estar al tanto de nuestras próximas actividades:

rss Suscríbete a nuestra newsletter
facebook Hazte fan en Facebook
youtube Suscríbete a nuestro canal de youtube
twitter Síguenos en twitter!!
google + Visítanos en google+
instagram Disfruta de otra mirada en instagram

No hay eventos próximos.

ch_logo_vertical